Archivar en septiembre 2020

¿Qué es una Peak Season?

Si tienes una empresa de importación o exportación, o en tu negocio ofreces servicios logísticos internacionales, las Peak Seasons debe ser una de tus prioridades a controlar. Muchos quizás no lo sepan, pero durante las peak seasons, los costes por transportar mercancías vía marítima se incrementan considerablemente.

¿Cómo enfrentar el recargo más estacional: el Peak Season?

La temporada alta en el transporte marítimo es esa época del año en la que los shippers experimentan mayores complicaciones. No solo tienen que lidiar con una falta de capacidad en la cadena de distribución, sino también con una marcada volatilidad en las tarifas del transporte.

La llegada de la Peak Season en 2020 se prevé como una de las temporadas altas más complejas y desafiantes de los últimos años. En 2019 los potenciales incrementos en los aranceles, derivados de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, del año nuevo chino, etc. provocaron que los transportistas se apresuraran a cerrar sus envíos antes de que las tarifas arancelarias les afectarán, es por eso que planificar con antelación es la clave y para ello es recomendable considerar lo siguiente:

  • Reservar los envíos FCL con 3 a 4 semanas de antelación.
  • Tener en cuenta que los envíos LCL generalmente tienen tiempos de traslado más largos en comparación con los envíos FCL, al menos una semana.
  • Durante la Peak Season los tiempos de carga y descarga suelen ser más lentos.
  • Hacer la reserva del transporte terrestre con el mayor tiempo de antelación posible.
  • Sí se transportan contenedores de 40 pies HC, es muy probable que sean “roleados” como consecuencia del espacio que ocupan y su peso.

La temporada alta implica retrasos en la cadena de suministros Asia-EE.UU

Al planificar los envíos con tanta antelación como sea posible, las empresas tienen un margen de reacción más amplio ante cualquier imprevisto. Una vez que han planificado todo, ya solo tienen que preocuparse por informar al transitario para que le dé la máxima prioridad al envío.

Para no tener problemas en la temporada alta del transporte marítimo, es fundamental evitar los cambios de última hora. Ya sea que se trate de nuevos bookings o cambios en los datos del envío, debes evitar las modificaciones lo máximo posible.

Adicionalmente todos estos acuerdos deben presentarse por escrito y deben incluirse en los contratos, como el caso del Packing List y el Bill of Landing. Si tomas estas previsiones te asegurarás de evitar conflictos, facilitarás los pagos, así como la recogida de la carga y las gestiones en aduanas.

Considerar rutas alternativas e incluso menos transitables, te genera incluso una mayor disponibilidad de transporte terrestre. En cualquier caso, si deseas que tu carga llegue a su destino antes de que finalice este año, lo mejor que puedes hacer es reservar el envio con al menos dos o tres semanas de antelación a la Golden Week.

¿Cómo negociar con China?

Sin duda alguna los chinos tienen fama de ser unos de los mejores negociadores del mundo. Su potencial de compra y el espectacular crecimiento económico del país les respalda. Sin embargo, la preparación técnica de los ejecutivos chinos es muy elevada.

Además, acostumbran a tener un buen conocimiento de la oferta internacional del producto o servicio sobre el que se negocia. Es por eso que, si tu labor es importar desde China, es importante que conozcas algunos puntos sobre estos grandes comerciantes:

  • Los chinos son muy desconfiados y sospechan de todo lo que viene del exterior; por otra parte, tienen un cierto sentimiento de superioridad.
  • Este componente de desconfianza y superioridad, así como a las trabas administrativas para hacer negocios en China, provocan que sea casi obligado que las empresas extranjeras utilicen un Intermediario (Zhongjian) para negociar con empresas chinas. La elección de un buen intermediario – bien sea un chino con buenas conexiones (en el sector de actividad de la empresa) o bien un occidental que lleve años establecido en China – es decisiva para tener éxito.
  • El intermediario tiene que tener una buena red de contactos persona- les (Guanxi), es decir lo que podría denominarse «capital social» que utiliza para progresar profesionalmente. Esta red está compuesta de familiares, compañeros del colegio o la universidad, amigos, conoci- dos, compañeros de trabajo, etc.

Por otra parte, es imprescindible que las negociaciones se realicen en grupo. Por tanto, es preferible no acudir sólo a China sino con un equipo negociador de al menos dos personas. El directivo de mayor rango es el que lleva el peso de la negociación. Las personas de menor rango no deben interrumpir la conversación.

Exportaciones e importaciones de China, por debajo de las expectativas •  Forbes México

Mientras tanto, debes estar alerta en algo que seguramente no habías pensado: el idioma. En ocasiones llega a utilizarse como una táctica negociadora, pues llegan a culpan al intérprete de posibles malentendidos. Es por eso que debes trabajar con un intérprete profesional y de confianza que, a su vez, tendrá que evitar tecnicismos, expresiones coloquiales y darle descanso a cada tiempo.

Es difícil establecer relaciones sólidas con negociadores chinos, pero bastante viable y fructuosa para muchas importadoras de México, así que hay que estar preparado para responder a muchas preguntas, a veces, repetitivas, pero que terminarán llevándote al éxito si haces todo correctamente.