Paso a paso: te decimos cómo importar desde China

En World Access te enseñamos los pasos básicos para importar desde China de manera segura y aprovechando que hoy en día el comercio internacional está al alcance de todos. Sólo con esta información podrás comprar productos en China y venderlos en tu país.

Esta realidad es factible para todo tipo de empresas o personas que quieran comenzar con este negocio, solo basta tener una conexión a internet para empezar:

1.- Estudio de mercado: ¿Qué importar?

El primer paso se trata de definir el producto que quieres y que te conviene importar. Si no lo sabes, puedes entrar a diferentes sitios de comercio electrónico u online para ver qué es lo que se vende y conocer tendencias.

Muchas personas ven lo que importan los demás, así que puedes traer lo mismo, sobre todo cuando es una alternativa más económica a la marca tradicional. Puedes importarlo con la marca China o con tu propia marca, para esto último requerirás cumplir con pedidos mínimos de acuerdo a los requerimientos del proveedor.

Una alternativa es que importes lo que te gusta hacer, por ejemplo, algún artículo deportivo y otro producto que manejes, conozcas y utilices. Además, busca una necesidad entre tus conocidos: qué necesitas, qué les gustaría tener. Esto sería una especie de estudio de mercado.

Importar productos de China, tan fácil y tan difícil | Intercoex


2.- Encontrar el proveedor correcto

Después de elegir qué importar, debes encontrar el proveedor correcto. Aparte de enfocarte en el precio y calidad de un producto, igualmente importante es que tomes en consideración el nivel de seguridad que entrega ese vendedor.

Algunas de las cosas que debes evaluar son:

  • País del proveedor
  • Antigüedad del vendedor o fábrica.
  • Proveedor debidamente registrado ante sus autoridades y con permisos de exportación.
  • Puntaje en relación al volumen de transacciones.

Debes saber que importar vía marítima puede ser de dos formas de acuerdo al volumen en metros cúbicos de tu carga y los espacios de los contenedores. Por lo general los dos tamaños de contenedores más usados son el de 20 y 40 pies, aunque normalmente es común que comencemos con servicios consolidados (LCL).

Si tu carga usa un volumen en metros cúbicos cercana a alguna de esas capacidades, te conviene traer un contenedor completo (FCL) y si tu carga ocupa un espacio volumétrico menor, puede que te sea más conveniente traer la carga en forma consolidada (LCL), lo que quiere decir que el contenedor se llena con la carga de varias personas que tienen la misma ruta y los costos se prorratean o dividen entre todos.


3.- Conoce las restricciones a la importación de tu producto

Uno de los pasos más importantes es conocer las restricciones a las que está sujeto el producto a importar, ya que si no planeas adecuadamente te llevarás muchos dolores de cabeza. Dichas restricciones entre otras, pueden ser las siguientes:

  1. Permisos de exportación e importación
  2. Cupos
  3. Precios oficiales
  4. Medidas contra prácticas desleales de comercio internacional: dumping y subvenciones
  5. Regulaciones de etiquetado
  6. Regulaciones sanitarias
  7. Regulaciones de envase y embalaje
  8. Normas de calidad
  9. Marcado de país de origen

4.- Establecer la rentabilidad de nuestro proyecto de importación

La verdad aduanera sobre la restricción a las importaciones - RedUSERSFinalmente debemos establecer si nuestro proyecto será rentable y que al final del camino no nos llevaremos la sorpresa de que nuestro costo de importación sea más elevado que el de productos nacionales iguales o similares.

Lo que necesitas es plasmar por escrito todos los gastos inherentes a la logística de importación, entre los que podemos citar la recolección en origen, gastos de exportación, flete internacional, gastos aduanales, impuestos, maniobras en puerto, transporte terrestre en destino, etc.

Por último, te recomendamos asesorarte con un experto para llevar a cabo tu proyecto y que no realices ningún pago al extranjero si no has realizado adecuadamente la planeación de los puntos anteriores.